El Cerro Gordo se pone a dieta

cerro gordo a dieta

El cinturón residencial empieza a apretar a Badajoz y muchos ya se plantean cambiar el nombre a Cerro Obeso o Cerro Mórbido. La situación ha llegado hasta las altas esferas eclesiásticas que decidieron inaugurar hace unas semanas una iglesia en la zona para que los domingos a mediodía los vecinos acudan a misa en vez de irse de barbacoas o de tapeo para no ahondar más en el problema. Entre las peticiones y ruegos de la homilía, el párroco del nuevo templo ha incluido un apartado especial para implorar a los feligreses que no se dejen llevar por los placeres de la carne, especialmente la panceta, por su alto contenido en grasas.

La inmobiliaria responsable de la construcción del Cerro Gordo ha querido desmarcarse ante los rumores de que la estructura del barrio podría estar en serio peligro de hundimiento. “Pensábamos que aquí no iba a venir a vivir ni Dios, este barrio no estaba pensado para que lo habitara tanta gente, se suponía que con la crisis la mayoría de los pisos estarían vacíos”. El dueño de la empresa Deconstruyendo SA, ante la posibilidad de que el Cerro Gordo se venga a abajo por su aumento de tamaño, propone que lo pongan a régimen. “Nosotros apenas hemos usado materiales de baja calidad en la construcción, pero por si acaso mejor que los vecinos se pongan a dieta. En todo caso, esto podría dar caché, cosas así pasan en las mejores edificaciones, miren sino la Torre de Pisa”, afirmó el director, que además señaló varios factores que están agravando la situación:

  • Se está perdiendo la dieta mediterránea , menos kebabs y más ensaladas con aceite de oliva.
  • El McDonalds recientemente finalizado a la salida de Badajoz, en la rotonda de la compresa. La empresa de restauración ha situado sus extractores en dirección al Cerro Gordo para que el aroma llegue hasta el barrio cuando se levanta algo de viento. “¿Quién puede resistirse al olor de una hamburguesa recién descongelada?”.
  • El Telepizza de San Roque no debería llevar pizzas a domicilio hasta el Cerro Gordo, obligando a los vecinos del barrio a desplazarse , lo cual potenciaría el ‘ya si eso otro día vamos, hacemos cualquier cosa aquí’. Además, las promociones del 3×1 de los domingos y los martes locos deberían incluir una letra pequeña que dijese ‘excepto para el Cerro Gordo’.
  • Los vecinos se están acostumbrando a usar mucho más el coche con la excusa de la lejanía a la que se encuentra, pero ir a tirar la basura montando en tu vehículo es pasarse. “Que hagan un carril para peatones hasta el barrio, que está a dos pasos del centro de Badajoz.
  • Los controles de la Guardia Civil en las rotondas hacia el Cerro Gordo. Los vecinos están obligados a comerse un buen panino antes de coger el coche para que empape, por si acaso.
  • No existe ningún gimnasio en el barrio y la gente solo realiza ejercicios de levantamiento de caña en la barra (del bar).

ACTUALIZACIÓN: El plan “Régimen CerroGordiano” según nos comentan ha comenzado. Ya se ha abierto un gimnasio con puertas extra-anchas.

¿Te ha gustado? Comparte ;)

7 Comments on "El Cerro Gordo se pone a dieta"

  1. Esto es absurdo

  2. Esto parece de cachondeo

  3. Para publicar informaros antes existe un gimnasio llamado NON-STOP CERRO GORDO por lo que veo publicais sin informaros ni siquiera CORREGIR ESO !!

  4. Llego tarde y sigue apareciendo lo mismo?

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies